THE BELL WAY

Bell existe para inspirar y habilitar la próxima generación de quienes viven al límite. Está construido a partir de la cultura del automóvil, la motocicleta y la bicicleta. No solo hacemos cascos; hacemos posibilidades. Nacido en un garaje impulsado por la grasa y la voluntad. Guiado por la intención pura de alentar al mundo a vivir, montar, conducir y prosperar. De la mano de los mejores pilotos del mundo, Bell continúa permitiendo que los mejores del mundo sean los mejores... como siempre lo ha sido. Bell establecido en 1954. Probado desde entonces.